"La Lista de Lavandería" 

(14 Características de un Niño Adulto) Estas son características que parecemos tener en común por haber sido criados en hogares alcohólicos o disfuncionales:

1) Nos hemos aislado y vivimos atemorizados de la gente y de las figuras de autoridad.

2) Nos convertimos en buscadores de aprobación y perdimos nuestra identidad en este proceso.

3) Nos atemorizan las personas que se enfadan y no nos gusta ningún tipo de crítica personal.

 

4) O bien nos convertimos en alcohólicos, o nos casamos con ellos, o ambas cosas, o encontramos a otra personalidad con adicciones como un trabajador compulsivo para satisfacer nuestra necesidad enfermiza de abandono.

 

5) Vivimos la vida desde la perspectiva de víctimas y nos sentimos atraídos por esa debilidad en nuestras relaciones de amor y de amistad.

 

6) Tenemos un sentido excesivo de la responsabilidad y nos resulta más fácil preocuparnos por los demás que por nosotros mismos; esto nos permite no tener que mirar demasiado de cerca nuestras propias faltas, etc.

 

7) Sentimos culpabilidad cuando defendemos nuestros derechos en vez de ceder ante otros.

 

8) Nos volvimos adictos a las emociones intensas.

 

9) Confundimos el amor con la lástima y tendemos a “amar” a la gente a quien podemos “compadecer” y “rescatar”.

 

10) Hemos reprimido los sentimientos de nuestra niñez traumática y hemos perdido la capacidad de sentir o expresar nuestros sentimientos porque duele muchísimo (Negación.)

 

11) Nos juzgamos severamente a nosotros mismos y nuestra autoestima es muy baja.

 

12) Somos personalidades dependientes a las que nos aterroriza el abandono y hacemos cualquier cosa para aferrarnos a una relación con tal de no experimentar el dolor de los sentimientos de abandono que recibimos de vivir con personas enfermas que nunca estuvieron presentes emocionalmente para nosotros.

 

13) El alcoholismo es una enfermedad de la familia; entonces nos convertimos en para-alcohólicos y adoptamos las características de esta enfermedad incluso aunque no hayamos bebido.

 

14) Los para-alcohólicos somos reactores más que actores.

Tony A.