Información para recién llegados

¡Bienvenido a ACA! ACA es un programa de Doce Pasos y Doce Tradiciones. Esta es su invitación personal para venir a ACA. Sabemos que este programa nos funciona. Este es nuestro camino hacia la cordura, nuestro programa hacia la serenidad. Te invitamos a participar. ¡ACA funciona! Asista a seis reuniones y vea si este programa le resulta útil, no es necesario confirmar su asistencia.



Descarga el paquete de Recién Llegados

Por qué llegamos a ACA por primera vez

Nuestras vidas no funcionaron; se habían vuelto ingobernables. Agotamos todos los métodos que pensamos que se suponía que debían habernos hecho felices, saludables y exitosos. Al tratar de alcanzar nuestros fines deseados, agotamos nuestros recursos. A menudo perdimos nuestra creatividad, nuestra flexibilidad y nuestro sentido del humor. No importa lo que hiciéramos, los resultados ya no nos daban la emoción, la alegría, la sensación de poder o la sensación de júbilo que alguna vez tuvieron. Estábamos en un callejón sin salida. Continuar con la misma existencia ya no era una opción. A pesar de todo esto, no podíamos abandonar la noción de seguir buscando ...

Así que lo intentamos una vez más. Con poco que ganar, nada que perder, llegamos a nuestro primer reunión.



Por qué seguimos regresando

En ACA llegamos a comprender cómo las experiencias de nuestra niñez afectan nuestro comportamiento y elecciones en la actualidad. Aprendemos cómo nuestro comportamiento afecta a los demás y aprendemos que podemos cambiarlo. Gradualmente, desde una perspectiva adulta, re-examinamos nuestras decisiones de vida. Este es el primer paso para volver a criarnos a nosotros mismos (reparenting). En última instancia, nos volvemos más felices, más fuertes, más capaces y podemos asumir un papel proactivo. Aprendemos a ser más respetuosos con nosotros mismos. La calidad de nuestra vida mejora a medida que aprendemos a definir y comunicar nuestros límites e insistimos en que se respeten.



Cómo trabajamos un programa de recuperación

En las reuniones nos encontramos con personas que nos escuchan hablar. No nos interrumpen cuando hablamos. Simplemente nos dicen que si venimos a las reuniones con regularidad, empezaremos a sentirnos mejor. Y así es.



Los individuos se recuperan a su propio ritmo. Sin embargo, hemos aprendido por experiencia que los miembros de  ACA que obtienen los mayores beneficios en el menor tiempo posible están utilizando las herramientas de recuperación.

Brevemente:

  • Asista a reuniones y llame a otras personas del programa para discutir problemas de recuperación.

  • Lea sobre las experiencias de otros ACA y escriba sobre la propia.

  • Leemos la literatura de ACA y aprendemos acerca de las experiencias de otros mientras obtenemos claridad sobre nuestras propias experiencias.

  • Definimos y hacemos cumplir nuestros límites.

  • Identificamos a personas, lugares y cosas que son sanas y útiles para nuestra vida de hoy y descartamos las que no lo son.

  • Volvemos a conectarnos con nuestro Niño interior o el Auténtico Ser.

  • Trabajamos con un padrino y establecemos redes de apoyo.

El propósito de ACA es triple: albergar y apoyar a los "recién llegados" a enfrentar la "negación"; para consolar a quienes están de luto por la temprana pérdida de seguridad, confianza y amor; y para enseñar las habilidades para críanos a nosotros mismos con gentileza, humor, amor y respeto. Esto incluye reexaminar nuestras elecciones de vida anteriores desde una perspectiva emocionalmente madura. Trabajamos un programa espiritual al:

  • Trabajar los Pasos

  • Identificar, evaluar y eliminar antiguas instrucciones de crianza de nuestras mentes

  • Seleccionar aquellas instrucciones paternas pasadas que son saludables y útiles para nuestras vidas hoy

  • Descartando aquellas que no nos apoyan a descubrir el impacto y el poder del Niño Interior en nuestra recuperación

  • Asistir a reuniones que se centran en temas en los que debemos trabajar.

  • Prestar servicio en ACA



Qué hacemos en las reuniones de ACA

Asistir a las reuniones y escuchar a otras personas que hablan sobre sus propias experiencias, fortalezas y esperanzas a menudo nos ayuda en nuestra propia recuperación. Compartir en las reuniones nos ayuda a enfocar, definir y aclarar nuestros problemas. A veces, desahogamos nuestro enojo o sentimos nuestros sentimientos. Hablar en voz alta sobre nuestro plan de acción para cambiar nuestras vidas nos ayuda a resolver algunos problemas. A veces informamos nuestro progreso o compartimos qué tan bien está funcionando nuestro plan actual. A menudo utilizamos las reuniones como una verificación de la realidad en nuestro programa general, comparando la vida adulta antes del programa con la vida actual en el programa.



Qué no hacemos en las reuniones de ACA
  • Participar en conversaciones cruzadas

  • Criticar

  • Comentar lo que otros dicen

  • Ofrecer consejo

  • Cuando otra persona comparte su experiencia, no la distraemos hablando, secreteando, haciendo gestos, ruidos o movimientos. 

  • Mantenemos el anonimato de los asistentes.

  • Bajo ningún contexto divulgamos lo que se dice en las reuniones.

  • Repetir lo que se dice en las reuniones (en cualquier contexto)

  • Actuar (inapropiadamente)